Ir al contenido principal

Entrada destacada

LA PUERTA DE ISHTAR: LA ENTRADA GLORIOSA A LA ANTIGUA BABILONIA

La puerta de Ishtar es una de las construcciones más impresionantes y emblemáticas de la antigua Mesopotamia, la cuna de la civilización.  Se trata de una puerta monumental, decorada con ladrillos esmaltados de colores, que representan animales y motivos geométricos.  Puerta de Ishtar Ubicación La puerta de Ishtar se encuentra en la ciudad de Babilonia, que fue la capital del imperio babilónico, que dominó la región entre los siglos XVIII y VI a.C.  La puerta de Ishtar se construyó en el siglo VI a.C., por orden del rey Nabucodonosor II, que quiso embellecer y fortificar su ciudad, y que la dedicó a la diosa Ishtar, la diosa del amor, la guerra y la fertilidad. La puerta de Ishtar es un símbolo de la grandeza, el poder y la cultura de Babilonia, y ha sido objeto de admiración, estudio y restauración a lo largo de los siglos.  Estructura y decoración La estructura y la decoración de la puerta de Ishtar son dos de los aspectos que la hacen única y espectacular. La puerta de Ishtar tiene

AGUA DULCE: DESAFÍOS GLOGALES Y SOLUCIONES PARA UN RECURSO VITAL

El agua dulce es un recurso vital para la vida humana y la biodiversidad, pero también es uno de los más amenazados por el cambio climático,  la contaminación, la sobreexplotación y la mala gestión. 

Según la ciencia, el futuro del agua dulce en el planeta es incierto y depende de muchos factores, como las políticas, la tecnología, la cooperación y la conciencia.




Cambio climático 

El cambio climático afecta al ciclo hidrológico, alterando la distribución, la cantidad y la calidad del agua dulce disponible. Por un lado, el aumento de la temperatura provoca una mayor evaporación y transpiración, lo que reduce el agua en el suelo y los ríos. Por otro lado, el cambio climático también puede provocar fenómenos extremos, como sequías, inundaciones, tormentas y deshielos, que pueden afectar negativamente al agua dulce y a las infraestructuras asociadas.

Contaminación

La contaminación es otro factor que amenaza al agua dulce, ya que reduce su calidad y su aptitud para el consumo humano y los ecosistemas. La contaminación puede provenir de fuentes puntuales, como vertidos industriales, agrícolas o urbanos, o de fuentes difusas, como la escorrentía, la erosión o la atmósfera. Algunos de los contaminantes más comunes son los nutrientes, los metales pesados, los microplásticos, los pesticidas, los productos farmacéuticos, las hormonas, los patógenos y las sustancias emergentes.





Sobreexplotación 

La sobreexplotación es otro problema que afecta al agua dulce, ya que implica un uso insostenible y desigual del recurso. La demanda de agua dulce ha crecido mucho en las últimas décadas, debido al aumento de la población, el desarrollo económico, la urbanización, la industrialización y la agricultura. Sin embargo, la oferta de agua dulce es limitada y variable, lo que genera situaciones de escasez, conflicto y degradación. Según la ONU, más de 2.000 millones de personas viven en países con estrés hídrico y casi 700 millones podrían sufrir escasez de agua en 2025.

Mala gestión 

La mala gestión es otro factor que influye en el futuro del agua dulce, ya que implica una falta de planificación, regulación, inversión, participación y transparencia en el uso y la protección del recurso. El agua dulce es un bien común, pero también un bien económico, social, cultural y ambiental, que requiere de una gobernanza adecuada y adaptada al contexto local, nacional y regional. El agua dulce también es un recurso transfronterizo, que comparten más de 150 países y que necesita de una cooperación internacional para su gestión pacífica y equitativa.





Soluciones 

La ciencia ofrece algunas soluciones para afrontar los retos del agua dulce en el planeta, como la mejora de la eficiencia, la innovación, la adaptación, la mitigación, la educación y la sensibilización. 

La mejora de la eficiencia implica reducir el consumo y el desperdicio de agua, así como optimizar su uso en los diferentes sectores y actividades. 

La innovación implica desarrollar y aplicar nuevas tecnologías, como la desalinización, la reutilización, la captación de agua de lluvia, la teledetección o la inteligencia artificial, que permitan aumentar la disponibilidad y la calidad del agua dulce. 

La adaptación implica prepararse y responder a los impactos del cambio climático sobre el agua dulce, mediante la implementación de medidas de prevención, alerta, respuesta y recuperación. 

La mitigación implica reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y la huella hídrica, así como promover el uso de energías renovables y la protección de los ecosistemas que regulan el ciclo del agua. 





La educación y la sensibilización implican fomentar el conocimiento, la conciencia y la responsabilidad sobre el valor y la importancia del agua dulce, así como promover una cultura del agua basada en el respeto, la solidaridad y la sostenibilidad.

El negocio de la privatización


El agua dulce es un recurso natural, pero también un bien económico, que tiene un valor y un precio en el mercado. Sin embargo, el valor y el precio del agua dulce no siempre reflejan su escasez, su calidad, su demanda o su impacto ambiental. Además, el agua dulce es un recurso que genera beneficios sociales, culturales y ecológicos, que no siempre se pueden cuantificar o monetizar.

Por lo tanto, el agua dulce podría convertirse en un negocio lucrativo si no se encuentran soluciones para su buena gestión, pero también podría generar problemas éticos, políticos y ambientales. Por ejemplo, el agua dulce podría ser objeto de especulación, acaparamiento, privatización, mercantilización o corrupción, lo que podría afectar al acceso, al uso y a la distribución del recurso entre los diferentes actores y sectores. Asimismo, el agua dulce podría ser fuente de contaminación, sobreexplotación, degradación o conflicto, lo que podría afectar a la calidad, a la cantidad y a la conservación del recurso y de los ecosistemas asociados.

Por eso, la ciencia recomienda que el agua dulce se gestione de forma sostenible, equitativa y participativa, teniendo en cuenta sus múltiples dimensiones y funciones. El agua dulce no debería ser solo un negocio lucrativo, sino también un bien común, un derecho humano y un deber ciudadano. El agua dulce no debería ser solo un recurso económico, sino también un recurso social, cultural y ambiental. El agua dulce no debería ser solo un elemento de desarrollo, sino también un elemento de paz y de cooperación.





En conclusión, el futuro del agua dulce en el planeta es un tema complejo y desafiante, que requiere de la acción conjunta y coordinada de la ciencia, la política, la sociedad y la economía. 

El agua dulce es un recurso esencial, pero también escaso y vulnerable, que debemos cuidar y compartir de forma justa y equitativa. 

El agua dulce es un derecho humano, pero también un deber ciudadano, que debemos ejercer y cumplir de forma consciente y comprometida. 

El agua dulce es un bien precioso, pero también un bien finito, que debemos valorar y proteger de forma urgente y permanente. 

El agua dulce es, en definitiva, un elemento clave para el desarrollo sostenible y la paz mundial, que debemos garantizar y preservar para las generaciones presentes y futuras.



Comentarios

Entradas populares de este blog

¿QUIÉNES FUERON LOS ESCRIBAS?

https://ajestigie.com/link?z=4913003&var={SOURCE_ID}&ymid={CLICK_ID} En la antigüedad, los escribas no sólo eran un colectivo que se encargaba de copiar a mano libros y realizar trabajos escribano, sino que también eran contables, arquitectos, administradores, bibliotecarios e incluso literatos. A pesar de proceder en su mayoría de estratos humildes, los escribas fueron adquiriendo una enorme relevancia social y política como casta especial. Escriba egipcio El escriba egipcio, una casta especial E l escriba era esencial en la sociedad del Antigua Egipto. Era un personaje culto  capaz de escribir, clasificar, contabilizar y copiar  utilizando varios tipos de escritura  ( como la hierática o demótica), conocedor del arte de la construcción y de transcribir rápidamente órdenes, documentos legales y pensamientos sobre papiros y ostracas con ayuda de un cálamo y su paleta con tintas de diferentes colores. Su trabajo era remunerado. Aunque realizaba su trabajo

MARGARET KEANE: LA PINTORA DE LOS OJOS GIGANTES

Margaret Keane es esencialmente una retratista al óleo cuyos personajes preferidos son mujeres, niños y animales domésticos. La característica principal de esta pintora estadounidense es que en todos sus cuadros los protagonistas aparecen con enormes y tristes ojos. Margaret Keane Historia de un vil engaño Margaret Doris Hawkins (Nashville, Tennesse, USA, 1927) siempre le gustó pintar grandes ojos en sus retratos. De pequeña era conocida en la iglesia local por sus bocetos de ángeles con grandes ojos. Se casó joven y en 1950 tuvo a su primer y única hija, Jane. El matrimonio no duró mucho. Tras su separación Margaret contraje nuevas nupcias en 1955 con un agente inmobiliario llamado Walter Keane. Su nuevo esposo vio en los cuadros de Margaret un filón y dejó su negocio para dedicarse    a vender estos en forma masiva en grandes almacenes, libros de cómic y revistas. Mientras, Margaret continuó perfeccionando su técnica, pero simplemente firmaba co

VANGUARDIAS: EL ARTE CONTEMPORÁNEO DEL SIGLO XX

El término “arte contemporáneo”, que sirve para designar al realizado durante el s.XX, se caracteriza por el constante cuestionamiento de los convencionalismos. La transgresión será la seña de identidad de unos artistas que se harán eco de la situación de inestabilidad social, política y económica por la que atraviesa la Europa de la época. Dalí El rupturismo de los “ismos” Genéricamente se reconoce como “arte contemporáneo” aquel que se llevó a cabo durante el siglo XX y que cuestionaba los principios artísticos de las últimas décadas del XIX (Impresionismo y Postimpresionismo), aunque fueron estos, precisamente, las raíces de su formación y de su espíritu crítico. Serán sin embargo los cambios políticos, sociales, económicos, científicos y filosóficos de finales del siglo XIX y principios del XX los que influyan de forma decisiva y hagan concebir a estas nuevas generaciones de artistas una manera diferente de afrontar la realidad y su revolución estética