Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como palacios

EL PARQUE DE “EL CAPRICHO”: UN PLACER DEL ROMANTICISMO PARA LOS SENTIDOS

Imagen
Está considerado uno de los parques más bonitos de Madrid, y constituye el único jardín del Romanticismo existente en la ciudad.
Fue construido entre 1787 y 1839 y es reflejo de las influencias inglesas, francesas e italianas de sus propios diseñadores.
Un jardín con mucha historia
En 1783 los duques de Osuna, María Josefa Pimentel y su esposo Pedro Téllez-Girón, compraron una antigua propiedad a los Condes de Priego situada en lo que hoy se conoce como Alameda de Osuna en el distrito de Barajas, al noroeste de la ciudad, para utilizarla como villa de descanso.
Pero aquel lugar pronto se iba a convertir en referencia obligada para los ilustrados españoles que contaban con el mecenazgo de la duquesa, mujer de extensa cultura.

El jardín comenzó a construirse en 1787, terminándose finalmente 52 años más tarde, en 1839 sin que la duquesa le viera completamente concluido ya que falleció en 1834.
El diseño fue encargado al arquitecto Jean-Baptiste Mulot (1787) y más tarde a Pierre Provost (…

PALACIO XIFRÉ: UN TROCITO DE LA ALHAMBRA EN MADRID

Imagen
A lo largo de paseo de la Castellana, Recoletos y el Prado, donde se alzan rascacielos , hoteles y edificios de oficinas, hasta los años cincuenta del siglo XX medio centenar de palacetes rivalizaban en belleza. 
Los había de todos los estilos y para todos los gustos de sus propietarios, pero el palacio de Xifré, hoy desaparecido, fue quizás uno de los edificios privados más bonitos que ha tenido Madrid.
Una “milla de oro” sólo para los más pudientes
Eran las residencias de la nobleza y la alta burguesía adinerada, y tras sus muros, se alojaron los protagonistas de siglos pasados como Canovas del Castillo, el conde de Romanones, los duques de Medinaceli..., y se celebraron las mejores fiestas de la época.
La mayoría se concentraban entre la Cibeles y el Hipódromo de la Castellana, que dejó en 1933 su solar a los Nuevos Ministerios y que era el eje del ensanche de la capital hacia el norte, 
La Guerra Civil se cobró alguno de estos edificios palaciegos, pero a mediados del siglo XX ir…

EL SALÓN DE REINOS: UN PEQUEÑO “PRADO” EN EL PALACIO DEL BUEN RETIRO

Imagen
En tiempos de Felipe IV, este monarca decidió acometer la construcción de un palacio a las afueras de Madrid como residencia de recreo, o retiro, y de ahí su nombre: Real sitio del Buen Retiro.
Las pinturas que decoraban el Salón de Reinos, la estancia más suntuosa del todo el complejo, sirvió para mostrar el poderío español del siglo XVII. Hoy están en el Prado.

Un palacio para el recreo
Elpalacio del Buen Retirode Madridfue un conjunto arquitectónico de grandes dimensiones, situado entre el Paseo del Prado y el Parque del Retiro, que incluía un palacio, un monasterio de monjes jerónimos (ya existente), un teatro, y unos grandes jardines para el solaz de la familia real y de la Corte.
Del antiguo complejo (diseñado por Alonso Carbonell y llevado a cabo entre 1630 y 1635), sólo se conservan hoy día el edificio que albergaba el Salón de Reinos, el Casón del Buen Retiro y los jardines, que hoy conforman el Parque del Retiro de Madrid, que no son ni la mitad de lo que fueron en aquella épo…