Ir al contenido principal

ALFONSO X “EL SABIO”, SEVILLA Y EL NO&DO

Sevilla posee un lema que puede verse por toda la ciudad, NO&DO, pero que sin embargo pocos saben de qué se trata.


Alfonso X "El Sabio"
La extraña “palabra” es un canto de agradecimiento a la lealtad de esta ciudad con un viejo rey, Alfonso X el Sabio.

El rey “Sabio”

Alfonso X, llamado “el Sabio”, nació en Toledo en 1221 heredando los reinos de Castilla y León a la muerte de su padre Fernando III “el Santo”.

Sus años en el trono se caracterizaron por su ofensiva contra los musulmanes de la Península, pero también por llevar a cabo una activa política económica. Reformó para ello la moneda y la hacienda, revitalizó las ferias y aprobó el Concejo de la Mesta.

En el plano cultural es reconocido como el impulsor de la obra literaria, científica, histórica y científica mediante su escritorio real, patrocinando, a menudo con su propia escritura, y en colaboración con un conjunto de intelectuales latinos, hebreos e islámicos la conocida como Escuela de Traductores de Toledo. Gracias a esta labor se impulsa la prosa en castellano, la lengua culta del momento en la corte del reino. También es reconocido como astrónomo.

Los difíciles últimos años
 
En los últimos años de su vida, cuando ya contaba con casi cincuenta y cinco años, Alfonso X tuvo que afrontar la muerte de su heredero, su hijo Fernando de la Cerda. Pero también rebeliones nobiliarias e invasiones moriscas.

C on la muerte de su primogénito se plantea un nuevo problema para el ya anciano monarca: de acuerdo con el derecho consuetudinario castellano, en caso de la muerte del primogénito la sucesión a la Corona recaía en el segundogénito, en este caso su hijo Sancho, pero según el derecho romano privado, introducido en Las Siete Partidas, esta sucesión correspondía a los hijos del primogénito.

Así las cosas, Alfonso X en principio se inclina por su hijo Sancho para sucederle pero enseguida recibe presiones, sobre todo familiares como las de su esposa Violante y Felipe III de Francia, tío de los hijos de Fernando de la Cerda.


Alfonso X "El Sabio"
Para calmar la situación el rey decide que Sancho sea su sucesor, pero también pretende compensar a sus nietos, “los infantes de la Cerda”, creando un reino en Jaén. Pero Sancho que no está de acuerdo con esta partición, se atrae a gran parte de la nobleza y se enfrenta a su padre, llegando a desposeer al rey Alfonso X de sus poderes, aunque no el título de rey. Sólo Sevilla, Murcia y Badajoz permanecieron fieles al viejo monarca. Alfonso, por su parte, y en represalia por la postura tomada por su hijo lo desheredó en su testamento, y ayudado por sus antiguos enemigos los benimerines empezó a recuperar su posición.

Cuando cada vez más nobles y ciudades rebeldes iban abandonando la facción de Sancho, murió el Rey Sabio en Sevilla, el 4 de abril de 1284. Sancho, a pesar de haber sido desheredado, fue coronado en Toledo el 30 de abril de 1284.

En agradecimiento a Sevilla

Acosado por el ejército de su hijo Sancho, Alfonso X busca refugio en Sevilla una de las pocas ciudades que le seguían siendo fiel. Allí fue protegido y mimado por los habitantes de la ciudad que por muchas presiones que recibieron no cedieron y no entregaron al monarca, haciéndose cada vez más fuertes en su defensa.

El anciano rey nunca dejo de agradecer a la ciudad de Sevilla su cariño y su apoyo en sus últimas fechas de vida.

Cuenta la leyenda que en agradecimiento infinito, como hombre de letras, culto y aficionado a los jeroglíficos, decidió dejarles algo más importante que el oro y el poder para que le recordasen para siempre.

De esta forma ideó un lema formado por las sílabas “NO” y “DO” enlazadas por una especie de 8 o madeja y cuyo resultado fue “NO&DO”.

No todo el mundo entendió qué significaba aquel extraño criptograma, sin embargo, este se reveló como el ´símbolo de la lealtad, a la fidelidad y no caer en el desaliento.

Sevilla no había había abandonado al viejo rey y este lo reflejó en su jeroglífico que literalmente podría significar “no madeja do” (no me ha dejado, no me ha abandonado, me ha sido leal....).

El lema es un símbolo eterno de la ciudad que presume de él en sus calles, plazas y rincones. La reproducción más antigua de este es del siglo XVI y está en la Sala de Plenos del Ayuntamiento.


Comentarios

Entradas populares de este blog

VANGUARDIAS: EL ARTE CONTEMPORÁNEO DEL SIGLO XX

El término “arte contemporáneo”, que sirve para designar al realizado durante el s.XX, se caracteriza por el constante cuestionamiento de los convencionalismos.
La transgresión será la seña de identidad de unos artistas que se harán eco de la situación de inestabilidad social, política y económica por la que atraviesa la Europa de la época.

El rupturismo de los “ismos”
Genéricamente se reconoce como “arte contemporáneo” aquel que se llevó a cabo durante el siglo XX y que cuestionaba los principios artísticos de las últimas décadas del XIX (Impresionismo y Postimpresionismo), aunque fueron estos, precisamente, las raíces de su formación y de su espíritu crítico.
Serán sin embargo los cambios políticos, sociales, económicos, científicos y filosóficos de finales del siglo XIX y principios del XX los que influyan de forma decisiva y hagan concebir a estas nuevas generaciones de artistas una manera diferente de afrontar la realidad y su revolución estética.
Empezaron así a surgir múlt…

¿QUIÉNES FUERON LOS ESCRIBAS?

En la antigüedad, los escribas no sólo eran un colectivo que se encargaba de copiar a mano libros y realizar trabajos escribano, sino que también eran contables, arquitectos, administradores, bibliotecarios e incluso literatos.
A pesar de proceder en su mayoría de estratos humildes, los escribas fueron adquiriendo una enorme relevancia social y política como casta especial.
El escriba egipcio, una casta especial
El escriba era esencial en la sociedad del Antigua Egipto. Era un personaje culto capaz de escribir, clasificar, contabilizar y copiar, utilizando varios tipos de escritura (como la hierática o demótica), conocedor del arte de la construcción y de transcribir rápidamente órdenes, documentos legales y pensamientos sobre papiros y ostracas con ayuda de un cálamo y su paleta con tintas de diferentes colores. Su trabajo era remunerado.
Aunque realizaba su trabajo sentado sobre el suelo y su atuendo era tan simple como una falda hecha de lino o algodón, los escribas pertenecían a una…

LAS ESCRITORAS DEL ROMANTICISMO: UNA GENERACIÓN DE VALIENTES

Las escritoras del romanticismo marcarían un antes y un después en la literatura española en general y en el feminismo en particular.
Para conseguir su propósito, escribir profesionalmente en una época en la que ese oficio era visto como algo sólo “de hombres”, estas mujeres tuvieron que sufrir rechazo y censuras, vestir de hombre, o firmar sus obras con pseudónimos masculinos.
Las escritoras “románticas”
La prosa, la lírica, el teatro o el periodismo, fueron los géneros donde los autores de la época plasmaron sus desasosiegos, su propia intimidad, su amor pasional o sus reivindicaciones sociales. Y es ahí donde entran en acción, frente a las adversidades y el rechazo, un grupo de mujeres escritoras que se habrán de enfrentar a muchos inconvenientes (serían incluso tildadas de “marimachos”), pero que sabrán, no sólo salir adelante, si no triunfar en lo que hacen.
Esta sería quizás la primera generación de mujeres que tuvo conciencia de si misma como “mujeres escritoras”. Ellas no só…