Ir al contenido principal

EL ENIGMA DE TARTESSOS: ¿LA ATLÁNTIDA ESPAÑOLA?

El filósofo Platón se refirió por primera vez a la Atlántida en el año 360 a.C. describiendola como una tierra llena de abundancias y bellezas naturales.  

El encendido debate sobre su ubicación perdura hoy día y la sitúan en muy distintos y alejados lugares unos de otros. 




¿Mito o realidad? 


Platón menciona la Atlántida en dos de sus obras que conforman los “diálogos”: en el Timeo y en el Critias.  


Los "diálogos" de Platón (conservados en su totalidadestán divididos en tres etapas y en ellos trata muy diferentes cuestiones tales como el origen del universo, la estructura de la materia, la naturaleza humana, las guerras, la medicina, etc., influyendo notablemente en toda la filosofía y ciencia posteriores. 




Los personajes de estos textos son generalmente reales (Sócrates, Parménides, Gorgias...), aunque de algunos de ellos no se tiene registro históricoConcretamenteel sofista Critias parece que pueda ser el abuelo del mismísimo Platón. 


Platón


Critias es precisamente quien describe en los “diálogos” una isla llamada Atlántida, o a la que el propio filósofo denominó de esta forma, como un lugar cuyo control se extendía “más allá de las columnas de Hércules (Estrecho de Gibraltar), rica en recursos mineros y fauna animal". 

 

Sostiene que la Atlántida existió desde una época muy remota, que “era más grande que Libia y Asia juntas", de unos 925 metros de diámetro, y que estaba rodeada de varias estructuras circulares (anillos concéntricos). 

 

Platón cuenta que en la isla reinaban los descendientes de Poseidón (dios griego de los mares), pero que tiempo después el linaje se mezcló con los mortales y se degradó dando lugar a enfrentamientos durante años con los atenienses, antes sus aliados. 


Tesoro de El Carambolo


 Luegoseñala, vino un tiempo en el que se produjeron grandes terremotos e inundaciones que asolaron la isla y finalmente fue tragada por el mar perdiéndose para siempre.. 

Efectivamente, la Atlántida, leyenda o realidad, se perdió para siempre en la bruma del tiempo. Sin embargo, o precisamente por ello, no ha dejado de cautivar la imaginación de académicos y exploradores para ir en su busca, lo mismo que ocurrió por ejemplo con Troya y al final se encontró. 


Como por imaginar que no quede, a falta de una ubicación exacta en el mapa, la Atlántida, habitada según Platón por una civilización muy avanzada, se ha pretendido situar tanto en Inglaterra (Devon) como cerca de Cuba, en los alrededores de las Azores o en medio del Atlántico. Nada. 


En busca de pistas 


Pero las teorías y la búsqueda continúan.  


En el año 2001 fue propuesta por el geólogo francés Jacques Collin-Girard como candidata a Atlántida la isla de Espartelsituada en el Golfo de Cádiz.  




Esta islaefectivamenteestá sumergida a unos 60 metros bajo las agua del Estrecho de Gibraltar, entre España y Marruecos. Esta fue asoladasegún los últimos descubrimientos geológicos, por un terremoto de gran magnitud hace unos 12.000 añosfecha que coincide con la proporcionada por Platón. 


Un equipo de investigaciónavalado por la Universidad de Wuppertal (Alemania) y dirigido por Rainer Kuehmepresentó en 2004 como prueba de la evidencia de que los restos de la famosa Atlántida reposan en la zona de Marisma de Hinojos, cerca de la ciudad de Cádiz, una serie de fotografías realizadas por satélite dondesegún su versión, se captaron dos estructuras rectangulares rodeadas por anillos concéntricosdescripción coincidente con Platón y que supuestamente corresponderían al templo de "plataconsagrado a Poseidón y el templo "dorado" levantado en honor a Cleito. 


Por los sedimentos hallados se deduce, como en el relato del filósofo griego, que un terremoto de gran intensidad y un consecuente tsunami, con olas superiores a los 10 metros de alturadestruyeron la isla. 




Según el director de la investigación, la referencia "islasería simplemente la región de la costa del sur de España destruida por una inundación ocurrida entre 800 y 500 a.C. Pero Platón, dice, menciona la existencia de una “llanura”, que podría ser la que se extiende desde la costa sur de España hasta Sevilla, así como unas altas montañas que bien podrían corresponder a las de Sierra Morena y Sierra Nevada. Sobre la riqueza metalúrgica de la Atlántida estaría avalada por la abundante existencia de cobre en la zona. 


Para Rainer Kuehme no hay duda: "Éste es el único lugar que parece concordar con la descripción de Platón".

 

Tartessos  


Numerosas fuentes históricas de la antigüedadcomo las obras de HerodotoEforoAnaconteAristófanes o Estrabóncitan el