Ir al contenido principal

EL ORIGEN DEL DÍA MUNDIAL CONTRA LA VIOLENCIA HACIA LA MUJER

La historia de las hermanas Mirabal se convirtió en un símbolo de oposición y resistencia al régimen del dictador Rafaél Trujillo que llevaba tres décadas de asesinatos impunes en el país.

Cada 25 de noviembre, día del asesinato de las Mirabal, fue declarado por la ONU Día Internacional para Eliminar la Violencia contra la Mujer en su honor.

Las hermanas Mirabal
Un feminismo opositor activo

Las hermanas Mirabal (Minerva, Patricia, María Teresa y Adela) nacieron en la provincia dominicana de Salcedo en el seno de una familia rural acomodada, su padre era un exitoso hombre de negocios, y los estudios se les dieron bien, cursando incluso carreras universitarias..

Cuando Rafaél Trujillo llegó al poder en la República Dominicana, la familia Mirabal perdió casi toda su fortuna. Las hermanas, convencidas de que Trujillo llevaría al país al caos, se unieron a un grupo de oposición al régimen, donde eran conocidas como “las mariposas”.

Esa afiliación política les valió para que dos de las hermanas, Minerva y María Teresa, fueron encarceladas, torturas (al igual que sus esposos) y violadas en varias ocasiones. A pesar de ello, continuaron en su lucha por terminar con la dictadura. Después de varios encarcelamientos, Trujillo decidió terminar con las hermanas.

La muerte de “las mariposas”

El 18 de mayo de 1960, las hermanas Minerva y María Teresa habían sido juzgadas en Santo Domingo, al igual que sus esposos, por atentar contra la seguridad del estado dominicano. Se les declaró culpables y fueron condenadas a tres años de prisión.

Extrañamente, se dice que para hostigarlas, el 9 de agosto y por disposición expresa de Trujillo, Minerva y María Teresa Mirabal fueron puestas en libertad. Sus maridos, no.

Pasadas dos semanas ya existían informes sobre reuniones secretas contra el régimen encabezadas de nuevo por las hermanas Esto dio pie a Trujillo para ordenar al General Pupo Román un plan para hacer desaparecer definitivamente a las hermanas.

Rafaél Trujillo
"Pupo" Román dejó en manos del SIM (Servicio de Inteligencia Militar), a la sazón dirigida por el Capitán de la Marina de Guerra Cándido Torres Tejada, el encargo de Trujillo.

El 18 de noviembre, un escuadrón compuesto para tal fin regresó sin cumplir la orden alegando que las hermanas Mirabal viajaban con sus hijos. Cuatro días más tarde, regresaron de nuevo alegando las mismas causas, pero el 25 de noviembre, comprobando que en esa visita a la cárcel para ver a sus maridos no iban con niños, sino con un chofer (Rufino de la Cruz) y otra de sus hermanas (Patricia) , se decidió entonces ejecutar el macabro plan para eliminarlas.

Tras despedirse de sus respectivos maridos, las tres mujeres y el chofer, salieron rumbo a Salcedo. Ya en la carretera, fueron detenidos por cuatro hombres que cruzando el vehículo delante del suyo. Fueron obligadas, a punta de pistola, a subirse al asiento trasero del vehículo de sus verdugos. Se los llevaron a una casa aislada donde les esperaba el capitán Peña Rivera para darles las instrucciones finales.

Allí fueron golpeadas y ahorcadas hasta acabar con sus vidas. Después, introdujeron sus cuerpos en el coche, junto con el del chófer, para simular un accidente de tráfico arrojando sus maltrechos cuerpos al fondo de un barranco.

En el momento de morir tenían entre 26 y 36 años, y cinco hijos en total. La cuarta hermana, Bélgica Adela "Dedé" Mirabal, que tuvo un papel menos activo en la disidencia, logró salvarse.

Monumento en honor a las hermanas Mirabal
Las consecuencias

Trujillo creyó que con estas muertes había eliminado un gran problema, pero el asesinato de las Mirabal, muy populares por aquel entonces al llevar más de una década de activismo político, tuvo una gran repercusión en la República Dominicana y fue el principio del fin del dictador.

Este asesinato, unido al aumento de los crímenes, las torturas y las desapariciones de quienes se atrevían a oponerse al régimen de Trujillo provocó que cada vez más el pueblo dominicano reaccionara contra todo ello. Finalmente, esta oposición culminó con el asesinato del dictador el 30 de mayo de 1961.

"Si me matan, sacaré los brazos de la tumba y seré más fuerte". Con esta frase, la activista dominicana Minerva Mirabal respondía a principios de la década de los 60 a quienes le advertían de lo que entonces parecía un secreto a voces: el régimen del presidente Rafael Leónidas Trujillo (1930-1961) iba a matarla. Pero tras su muerte, la promesa de Minerva parec haberse cumplido: su muerte y la de sus hermanas en manos de la policía secreta dominicana fue considerada por muchos uno de los principales factores que llevó al fin del régimen trujillista.

Las Mirabal están enterradas en Ojo de Agua, en las afueras de la ciudad de Salcedo, en la provincia Hermanas Mirabal en la República Dominicana. El lugar se ha convertido en un lugar de peregrinaje para muchas personas que encuentran allí un museo abierto al público con sus objetos personales.

En junio de 1962, se inició el juicio en contra de los acusados y cómplices del asesinato de las hermanas Mirabal y su acompañante Rufino de la Cruz. El tribunal condenó a los principales acusados a la pena máxima de 30 años, pero nunca las cumplieron. Tiempo después, y con la ayuda de grupos militares trujillistas, fueron provistos de pasaportes y sacados de la República Dominicana.

Casa natal de las hermanas Mirabal
Reconocimiento nacional e internacional

Pese a que, por miedo, los homenajes a estas hermanas tardaron en llegar, hoy Minerva, Patria y María Teresa son un símbolo de la República Dominicana. 

En el país caribeño además de una provincia con su nombre, les han dedicado, por ejemplo, un monumento en una céntrica vía de Santo Domingo y una estación de metro de la ciudad lleva su nombre, así como un museo en su honor.

El 2 de octubre de 2007 se emitió un billete de 200 pesos alusivos a las hermanas Mirabal. Se han escrito libros sobre ellas y su vida se ha llevado al cine.

Pero quizás lo más importante a nivel internacional es que la ONU declarase, desde 1981, el 25 de noviembre en su honor Día Internacional de la No Violencia Contra la Mujer.

Entradas populares de este blog

VANGUARDIAS: EL ARTE CONTEMPORÁNEO DEL SIGLO XX

El término “arte contemporáneo”, que sirve para designar al realizado durante el s.XX, se caracteriza por el constante cuestionamiento de los convencionalismos.
La transgresión será la seña de identidad de unos artistas que se harán eco de la situación de inestabilidad social, política y económica por la que atraviesa la Europa de la época.

El rupturismo de los “ismos”
Genéricamente se reconoce como “arte contemporáneo” aquel que se llevó a cabo durante el siglo XX y que cuestionaba los principios artísticos de las últimas décadas del XIX (Impresionismo y Postimpresionismo), aunque fueron estos, precisamente, las raíces de su formación y de su espíritu crítico.
Serán sin embargo los cambios políticos, sociales, económicos, científicos y filosóficos de finales del siglo XIX y principios del XX los que influyan de forma decisiva y hagan concebir a estas nuevas generaciones de artistas una manera diferente de afrontar la realidad y su revolución estética.
Empezaron así a surgir múlt…

¿QUIÉNES FUERON LOS ESCRIBAS?

En la antigüedad, los escribas no sólo eran un colectivo que se encargaba de copiar a mano libros y realizar trabajos escribano, sino que también eran contables, arquitectos, administradores, bibliotecarios e incluso literatos.
A pesar de proceder en su mayoría de estratos humildes, los escribas fueron adquiriendo una enorme relevancia social y política como casta especial.
El escriba egipcio, una casta especial
El escriba era esencial en la sociedad del Antigua Egipto. Era un personaje culto capaz de escribir, clasificar, contabilizar y copiar, utilizando varios tipos de escritura (como la hierática o demótica), conocedor del arte de la construcción y de transcribir rápidamente órdenes, documentos legales y pensamientos sobre papiros y ostracas con ayuda de un cálamo y su paleta con tintas de diferentes colores. Su trabajo era remunerado.
Aunque realizaba su trabajo sentado sobre el suelo y su atuendo era tan simple como una falda hecha de lino o algodón, los escribas pertenecían a una…

LAS ESCRITORAS DEL ROMANTICISMO: UNA GENERACIÓN DE VALIENTES

Las escritoras del romanticismo marcarían un antes y un después en la literatura española en general y en el feminismo en particular.
Para conseguir su propósito, escribir profesionalmente en una época en la que ese oficio era visto como algo sólo “de hombres”, estas mujeres tuvieron que sufrir rechazo y censuras, vestir de hombre, o firmar sus obras con pseudónimos masculinos.
Las escritoras “románticas”
La prosa, la lírica, el teatro o el periodismo, fueron los géneros donde los autores de la época plasmaron sus desasosiegos, su propia intimidad, su amor pasional o sus reivindicaciones sociales. Y es ahí donde entran en acción, frente a las adversidades y el rechazo, un grupo de mujeres escritoras que se habrán de enfrentar a muchos inconvenientes (serían incluso tildadas de “marimachos”), pero que sabrán, no sólo salir adelante, si no triunfar en lo que hacen.
Esta sería quizás la primera generación de mujeres que tuvo conciencia de si misma como “mujeres escritoras”. Ellas no só…