Ir al contenido principal

LA LENGUA DE COLÓN: ¿CLAVE PARA DESCIFRAR SU ORIGEN?

El origen de Cristóbal Colón es un enigma sobre el que no existe unanimidad entre historiadores e investigadores, debido en gran parte a la pérdida, intencionada o no, de documentación referente a ello.

La parte de la historia más documentada de Cristóbal Colón comenzó en 1476, cuando alcanzó las costas portuguesas, al parecer víctima de un naufragio en un combate naval. Pero tal vez nada sea lo que parezca.

Colón por Ridolfo Ghirlandaio 1520
 Los orígenes oficiales de Colón

Sobre la fecha y el lugar de nacimiento de Cristóbal Colón no está todo dicho. Son muchas las controversias y las teorías alternativas a la versión oficial que apuesta, desde el primer momento, porque Cristoforo Colombo nació el año 1451 (aunque una investigación reciente estima, por el contrario, que nació en 1446) en Savona, en la República de Génova.

La tesis mayoritaria mantiene que sus padres serían Doménico Colombo —maestro tejedor y luego comerciante— y Susanna Fontanarossa. De los cinco hijos del matrimonio, dos, Cristoforo y Bartolomeo, tuvieron pronto vocación marinera. El tercero fue Giacomo, que aprendió el oficio de tejedor. Respecto a los dos restantes, Giovanni murió joven y la única mujer no dejó rastro. 

Existen actas notariales y judiciales, como el testamento de su hijo, donde este afirma que su padre es genovés, que defienden esta tesis. Además, el mismo Colón declara ser genovés, en el documento denominado Fundación de Mayorazgo él menta «della salí y en ella nací [en Génova]»,

Otros investigadores a principios del siglo XX encontraron en el Archivo de Simancas documentación que, según ellos, mostraba la autenticidad de esta declaración. Dicho escrito fue hallado en 1925 y contenía todas la firmas y sellos pertinentes, que fueron validadas por una comisión especial que ratificó la credibilidad del documento expedido el 28 de septiembre de 1501. También existe una misiva de Pedro de Avala, embajador de los Reyes Católicos en Inglaterra, en donde haciendo alusión al propósito anglosajón de explorar el Atlántico, menciona que esa incursión contaría con «otro genovés como Colón».Además, las autoridades municipales de Ggénova mostraron, entre los años 1931 y 1932, actas fidedignas que afirmaban su origen genovés.

Colón por Lorenzo Lotto 1512
Los orígenes extraoficiales

Hipótesis alternativas al origen de Colón, rechazadas por los principales expertos, las hay para todos los gustos.

El origen de Colón es un enigma sobre el que no existe unanimidad entre historiadores e investigadores debido a confusiones y pérdida de documentación.

El primer equívoco parte de la propia familia ya que el mismo hijo de Colón, Hernando, en su Historia del almirante Don Cristóbal Colón oscureció aún más su lugar de nacimiento afirmando que su progenitor no quería que fuesen conocidos su origen y patria. No obstante, será también Hernando quien asevere en un fehaciente testamento que su padre era genovés: «hijo de Cristóbal Colón, genovés, primero almirante que descubrió las Indias».

Por todo ello, han surgido múltiples teorías sobre el lugar de nacimiento del Almirante y los motivos por los que quiso ocultarlos.

Sobre el documento Fundación de Mayorazgo donde Colón declara ser genovés, diversos autores indican que probablemente esta declaración sería interesada, falsa o apócrifa por los llamados Pleitos colombinos (larga serie de disputas judiciales que, principalmente entre 1508 y 1536, mantuvieron los herederos de Clon contra la Corona de Castilla y León en defensa de los privilegios obtenidos por su padre).

Una de estas teorías del origen de Colón es la catalana. En ella se afirma que este era originario de Cataluña basándose, fundamentalmente, en que en sus escritos, todos en lengua castellana, existen giros lingüísticos propios del catalán.

Siguiendo esta línea, Cristóbal Colón habría sido, pues, un noble catalán que se llamaría realmente Joan Colom, un navegante enemigo del rey Juan II de Aragón, contra el que luchó al servicio de Renato de Anjou, aspirante al trono y que además sería el supuesto John Scolvus que habría llegado al norte de América en el año 1476, que posteriormente le ofrecería el proyecto del descubrimiento al rey Fernando el Católico para beneficio de la Corona de Aragón.

Esta hipótesis ha sido contestada indicando que los partidarios de la misma dedican gran parte de sus esfuerzos en refutar o desmentir numerosos documentos históricos que manifiesten el origen genovés del navegante, mientras que no han aportado ningún documento que demuestre el supuesto origen catalán.

Colón por Sebastiano del Piombo 1519
De la hipótesis catalana han surgido diferentes corrientes como las tesis baleares. La mallorquina, identifica a Colón con un hijo natural del príncipe de Viana. La ibicenca sostiene que Colón sería un criptojudío (descendiente de judio que practica la religión en secreto) nacido en la isla.

También se indica un posible origen sefardí (judios que vivieron en la península ibérica hasta 1492 y también sus descendientes) de Colón. Según esta teoría, Colón sería genovés, pero sus ascendientes serían judios catalanes huidos en las persecuciones de finales del siglo XV. Esto es, Colón sería un judío converso, razón que explicaría su empeño en ocultar sus orígenes.

Pero también se le asegura gallego, basándose esta teoría en documentos de la época colombina que recogían la existencia de familias que poseían ese apellido en esa zona de España. Los partidarios de esta idea no afirman que sea de allí, sólo que existió un clan con este nombre en Pontevedra.

Una variante de la teoría gallega identifica a Colón con el noble pontevedrés Pedro Álvarez de Sotomayor. Esta hipótesis la rechazan la mayoría de los historiadores alegando, entre muchos documentos, que en el testamento de su hijo Álvaro redactado en 1491, se indica que Pedro de Sotomayor se hallaba muerto antes de que Colón llegara al Nuevo Mundo.

También existe la teoría del origen portugués. Esta se base en la interpretación del anagrama de la firma de Colón y en la existencia de supuestos portuguesismos, en contra de los que afirman que son galleguismos o catalanismos, en sus escritos. La tesis oficial matiza que esto se debería no a que fuera nacido en Portugal sino a una naturalización debida a los años que permaneció en aquel país.

Pero, como no, también se atribuyen otros orígenes a Colón tales como el andaluz, el castellano, el extremeño o el vasco, dentro de España y griego, inglés, corso, sardo, noruego o croata fuera de ella.


Colón por Antonio del Rincón 1493

La lengua materna de Colón

Como se ha visto, para tratar de fijar los orígenes de Colón hay diversas hipótesis. Sin embargo, muchos investigadores apuestan por concretar su lengua materna para determinar su origen. Pero también en esto existen discrepancias.

La mayor parte de los escritos de Colón están en castellano, pero con evidentes giros lingüísticos procedentes de otras lenguas de la península Ibérica, la mayoría lusismos (otros autores dicen que son catalanismos o galleguismos).

Al parecer, no existen escritos en italiano de Colón, salvo alguna que otra nota marginal y con una redacción deficiente como ocurre con sus notas en latín, lengua que tampoco parecía dominar, además de escribirlo con influencia hispánica y no italiana.

Algunos historiadores consideran que Colón fue un hombre meramente de mar, sin mayor formación (no obstante su hijo Hernando afirma que su padre aprendió letras y estudió en Pavía, lo que le permitía entender a los comógrafos), por lo que posiblemente podía llegar a expresarse en diversas lenguas sin dominar ninguna, tal como la lingua franca (jerga hoy desaparecido que se utilizó entre los siglos XIV a XIX por los marineros y mercaderes del mediterráneo,  en los puertos y países de lenguas de origen románico, para la comunicación entre habitantes de lenguas distintas) o jerga levantisca.

Entradas populares de este blog

VANGUARDIAS: EL ARTE CONTEMPORÁNEO DEL SIGLO XX

El término “arte contemporáneo”, que sirve para designar al realizado durante el s.XX, se caracteriza por el constante cuestionamiento de los convencionalismos.
La transgresión será la seña de identidad de unos artistas que se harán eco de la situación de inestabilidad social, política y económica por la que atraviesa la Europa de la época.

El rupturismo de los “ismos”
Genéricamente se reconoce como “arte contemporáneo” aquel que se llevó a cabo durante el siglo XX y que cuestionaba los principios artísticos de las últimas décadas del XIX (Impresionismo y Postimpresionismo), aunque fueron estos, precisamente, las raíces de su formación y de su espíritu crítico.
Serán sin embargo los cambios políticos, sociales, económicos, científicos y filosóficos de finales del siglo XIX y principios del XX los que influyan de forma decisiva y hagan concebir a estas nuevas generaciones de artistas una manera diferente de afrontar la realidad y su revolución estética.
Empezaron así a surgir múlt…

¿QUIÉNES FUERON LOS ESCRIBAS?

En la antigüedad, los escribas no sólo eran un colectivo que se encargaba de copiar a mano libros y realizar trabajos escribano, sino que también eran contables, arquitectos, administradores, bibliotecarios e incluso literatos.
A pesar de proceder en su mayoría de estratos humildes, los escribas fueron adquiriendo una enorme relevancia social y política como casta especial.
El escriba egipcio, una casta especial
El escriba era esencial en la sociedad del Antigua Egipto. Era un personaje culto capaz de escribir, clasificar, contabilizar y copiar, utilizando varios tipos de escritura (como la hierática o demótica), conocedor del arte de la construcción y de transcribir rápidamente órdenes, documentos legales y pensamientos sobre papiros y ostracas con ayuda de un cálamo y su paleta con tintas de diferentes colores. Su trabajo era remunerado.
Aunque realizaba su trabajo sentado sobre el suelo y su atuendo era tan simple como una falda hecha de lino o algodón, los escribas pertenecían a una…

LAS ESCRITORAS DEL ROMANTICISMO: UNA GENERACIÓN DE VALIENTES

Las escritoras del romanticismo marcarían un antes y un después en la literatura española en general y en el feminismo en particular.
Para conseguir su propósito, escribir profesionalmente en una época en la que ese oficio era visto como algo sólo “de hombres”, estas mujeres tuvieron que sufrir rechazo y censuras, vestir de hombre, o firmar sus obras con pseudónimos masculinos.
Las escritoras “románticas”
La prosa, la lírica, el teatro o el periodismo, fueron los géneros donde los autores de la época plasmaron sus desasosiegos, su propia intimidad, su amor pasional o sus reivindicaciones sociales. Y es ahí donde entran en acción, frente a las adversidades y el rechazo, un grupo de mujeres escritoras que se habrán de enfrentar a muchos inconvenientes (serían incluso tildadas de “marimachos”), pero que sabrán, no sólo salir adelante, si no triunfar en lo que hacen.
Esta sería quizás la primera generación de mujeres que tuvo conciencia de si misma como “mujeres escritoras”. Ellas no só…