Ir al contenido principal

EL CÓDIGO DE HAMMURABI: LAS PRIMERAS LEYES ESCRITAS DE LA HISTORIA

Creado en la antigua Mesopotamia, el Código de Hammurabi es uno de los primeros intentos legislativos de la historia.

Este conjunto de leyes del rey babilonio Hammurabi, es el más antiguo encontrado hasta hoy y uno de los ejemplares de este tipo mejor conservados.  

Estela del ¨Código de Hammurabi
El rey Hammurabi 

El rey babilonio Hammurabi (Hamurabi, Hammu-rapi o Khammurabi 1728–1686 aC. según la cronología corta y 1792-1750 aC. según la cronología media), de la estirpe de los amorreos, fue el sexto de la primera dinastía babilónica.

Hasta suceder a su padre en el trono, había dedicado su vida al estudio de la diplomacia, la milicia y la cultura. Una vez nombrado monarca, y antes de iniciar su febril campaña de conquistas, Hammurabi se dedicó a sentar las bases de su pequeño Imperio, recomponiéndolo social y económicamente.

Hecho esto, comenzó sus luchas contra Asiria, el Elam, Larsa y Eshnunna, saqueando multitud de poblaciones.

El poder de Babilonia se había incrementado con él de tal forma con la concentración de ciudades en su bando, que rápidamente se formó una coalición de ciudades del Tigris, para hacerle frente.

El resultado de sus conquistas fue que convirtió un pequeño estado de 50 km² en un imperio que se extendía más allá de Mesopotamia, desde el Mediterráneo hasta Susa y desde el Kurdistán hasta el Golfo Pérsico.

En el año trigesimoprimero de su reinado Hammurabi se autoproclamó Rey de Sumeria y Acadia y Rey de las Cuatro Regiones, títulos que simbolizaban el dominio sobre Mesopotamia. Es decir, creó el Imperio Babilónico extendiendo el control de Babilonia sobre Mesopotamia.

Tras las conquistas Hammurabi supo consolidar su imperio unificando su lengua, su religión y sus leyes. Es este último capítulo el que le ha hecho célebre, ya que su  Código de leyes es una de las primeras iniciativas legislativas de la Humanidad.

Asimismo se dedicó a embellecer varias ciudades del imperio, no sólo Babilonia, con lo que difundió el arte por sus territorio: mandó construir canales, mejorar los sistemas de riego y edificar palacios y templos.

Aunque su imperio controlaba toda Mesopotamia en el momento de su muerte, sus sucesores fueron incapaces de mantenerlo.

Detalle de la escritura del Código
El Código de leyes

Hammurabi, a diferencia de muchos reyes anteriores y posteriores, no se consideraba descendiente de ninguna deidad, aunque él mismo se llama «el favorito de las diosas». Sin embargo, pensó que el conjunto de leyes de su territorio tenía que escribirse para complacer a sus dioses.

Este conjunto de leyes, uno de los primeros de la historia, fue escrito en 1750 a. C. y en él se unifican los códigos existentes en las ciudades del imperio babilónico.

El código fue inscrito con caracteres cuneiformes en una estela de piedra de diorita de forma cilíndrica y 2,4 m de altura. La pieza debió estar expuesta en un lugar público a la vista de todos, aunque pocos estaban alfabetizados para leerla. La estela fue después saqueada por los Elamitas, que la llevaron a su capital, Susa (actual Irán). Allí fue redescubierta en 1901

En la parte superior de la estela que sirve de soporte al código hay un relieve que representa al rey Hammurabi recibiendo las leyes de un dios, y el prefacio afirma que Hammurabi fue elegido por los dioses de su pueblo para traerles las leyes.

Gracias a su Código y su fama de legislador, en tiempos modernos, el retrato de Hammurabi se encuentra en numerosos edificios de gobierno de todo el mundo.

Imagen de Hammurabi en la estela
Actualmente esta estela se conserva en el Museo del Louvre de París (Francia).​ 

Contenido jurídico

El código de Hammurabi contiene doscientas ochenta y dos leyes (faltan los números 13, 66–99 y 110–111) escritas por escribas en doce tabletas. A diferencia de leyes anteriores, en este código están escritas en acadio, el idioma diario en Babilonia, para que pudiera ser leído por cualquier persona alfabetizada.

Aunque algunos expertos argumentan que en realidad no se trata de un código de leyes, el Código de Hammurabi nos permite conocer cómo eran la vida y la justicia durante el reinado de este monarca de la antigua Babilonia.

Jerarquiza la sociedad en tres grupos: los hombres libres, los "muskenu" (quienes se especula podrían ser siervos o subalternos) y los esclavos. Habla de los honorarios de los médicos varían según se atienda a un hombre libre o a un esclavo. Se refiere a los salarios según la naturaleza de los trabajos realizados. También de la responsabilidad profesional: un arquitecto que haya construido una casa que se desplome sobre sus ocupantes y les haya causado la muerte es condenado a la pena de muerte.

Hammurabi
El funcionamiento judicial es exclusivo de los tribunales, aunque se puede apelar al rey. El Código estipula una escala de penas según los delitos y crímenes cometidos. La base de esta escala es la Ley del Talión (“ojo por ojo”), pero también la pena de muerte o la desfiguración.

Se tratan también el robo, la actividad agrícola (o pecuaria), el daño a la propiedad, los derechos de la mujer, los derechos en el matrimonio (la idea de mantener a la esposa después del divorcio), los derechos de los menores, los derechos de los esclavos, homicidio, muerte y lesiones.

El código es también uno de los más tempranos ejemplos del principio de presunción de inocencia, pues sugiere que el acusado o el acusador tienen la oportunidad de aportar pruebas.

Hammurabi también logró separar en el campo jurídico la política de la religión, a pesar de tener algunos planteamientos religiosos. Igualmente incluye conceptos como el de la justicia basada en la evidencia o el hecho de brindar testimonio bajo juramento.

Entradas populares de este blog

VANGUARDIAS: EL ARTE CONTEMPORÁNEO DEL SIGLO XX

El término “arte contemporáneo”, que sirve para designar al realizado durante el s.XX, se caracteriza por el constante cuestionamiento de los convencionalismos.
La transgresión será la seña de identidad de unos artistas que se harán eco de la situación de inestabilidad social, política y económica por la que atraviesa la Europa de la época.

El rupturismo de los “ismos”
Genéricamente se reconoce como “arte contemporáneo” aquel que se llevó a cabo durante el siglo XX y que cuestionaba los principios artísticos de las últimas décadas del XIX (Impresionismo y Postimpresionismo), aunque fueron estos, precisamente, las raíces de su formación y de su espíritu crítico.
Serán sin embargo los cambios políticos, sociales, económicos, científicos y filosóficos de finales del siglo XIX y principios del XX los que influyan de forma decisiva y hagan concebir a estas nuevas generaciones de artistas una manera diferente de afrontar la realidad y su revolución estética.
Empezaron así a surgir múlt…

¿QUIÉNES FUERON LOS ESCRIBAS?

En la antigüedad, los escribas no sólo eran un colectivo que se encargaba de copiar a mano libros y realizar trabajos escribano, sino que también eran contables, arquitectos, administradores, bibliotecarios e incluso literatos.
A pesar de proceder en su mayoría de estratos humildes, los escribas fueron adquiriendo una enorme relevancia social y política como casta especial.
El escriba egipcio, una casta especial
El escriba era esencial en la sociedad del Antigua Egipto. Era un personaje culto capaz de escribir, clasificar, contabilizar y copiar, utilizando varios tipos de escritura (como la hierática o demótica), conocedor del arte de la construcción y de transcribir rápidamente órdenes, documentos legales y pensamientos sobre papiros y ostracas con ayuda de un cálamo y su paleta con tintas de diferentes colores. Su trabajo era remunerado.
Aunque realizaba su trabajo sentado sobre el suelo y su atuendo era tan simple como una falda hecha de lino o algodón, los escribas pertenecían a una…

LAS ESCRITORAS DEL ROMANTICISMO: UNA GENERACIÓN DE VALIENTES

Las escritoras del romanticismo marcarían un antes y un después en la literatura española en general y en el feminismo en particular.
Para conseguir su propósito, escribir profesionalmente en una época en la que ese oficio era visto como algo sólo “de hombres”, estas mujeres tuvieron que sufrir rechazo y censuras, vestir de hombre, o firmar sus obras con pseudónimos masculinos.
Las escritoras “románticas”
La prosa, la lírica, el teatro o el periodismo, fueron los géneros donde los autores de la época plasmaron sus desasosiegos, su propia intimidad, su amor pasional o sus reivindicaciones sociales. Y es ahí donde entran en acción, frente a las adversidades y el rechazo, un grupo de mujeres escritoras que se habrán de enfrentar a muchos inconvenientes (serían incluso tildadas de “marimachos”), pero que sabrán, no sólo salir adelante, si no triunfar en lo que hacen.
Esta sería quizás la primera generación de mujeres que tuvo conciencia de si misma como “mujeres escritoras”. Ellas no só…